Carlito`s way

Los achaques

                            

 

Crucemos los dedos porque llevo ya unos cuanto meses sin achaques. Si, si, sin achaques. Defínase achaque como: “Indisposición o enfermedad habitual, especialmente en la vejez”. Y para contextualizar todo esto más, defino la palabra vejez:Estado natural de la persona que ha llegado a una edad avanzada”. Por lo tanto, y como resumen:

si te estás acercando a los 40 empiezas a tener “enfermedades habituales porque tienes una edad avanzada”. ¡¡Si lo dice el diccionario, no me lo estoy inventando..!!!

 

Y es que se vive muy feliz en la ignorancia de la juventud: Sales y entras de casa sin horarios, duermes poco, bebes más que los peces del villancico, te pones a comer y no tienes fin, fumas, haces locuras, y no te pasa ná, peeeero, amigo, hay un momento en la vida en que te empiezan a llegar señales de que algo no va bien: una resaca que se convierte en más duradera de lo normal, un dolor nuevo en el muslo después de un partido de pádel, un pinchazo en la espalda después de coger a un hijo o sobrino,.... ¿No dicen que cuando se te rompe un electrodoméstico entras en un ciclo de que se te rompen dos o tres a la vez?. Pues en esto igual. Cuando empiezas, no acabas.

 

Repito que llevo una buena racha, pero ojo: no es que se me hayan quitado mis enfermedades, sino que no he tenido recaídas en ellas. Yo soy un caso aparte. El pupas del barrio. El año pasado el centro de salud de mi barrio me entregó el premio de “Paciente menor de 35 años con más visitas al médico en un año” y a la vez obtuve un trofeo MPA (mejor paciente del año) por la revista SALUD DE ORO.

 

En serio, tuve una racha horrible. Mi médico de familia me miraba como con lástima las últimas veces. Cuando me veía entrar, si se estaba riendo con su enfermera, se le cambiaba la cara, se levantaba de su silla, me acomodaba en la mía y le pedía a ella que se fuera...Yo creo que pensaba que no me comía el pavo de esas navidades. Seguro que cuando yo salía de la consulta se quedaba pensando:

“pobre chico: joven, padre de familia, y míralo: le quedan dos siestas...snif, snif, ...una pena!”.

 

Mi historial médico tiene de todo: problemas musculares, estomacales, de ganglios, de vista, bronquitis, de todo, vamos, de todo. Empecé a pensar que estaba gafado, poseído o que me habían echado mal de ojo, ... Alguno de vosotros puede pensar que estoy exagerando... ¡Vamos a hacer una prueba para la gente que nos lee desde casa!:

 

TENEIS QUE SER SINCEROS Y SEGUIR ESTE JUEGO HASTA EL FINAL:

 

Empezamos por algo fácil... ¡que levante la mano quien ha tenido un resfriado, gripe o una simple amigdalitis!

Bien, espero y supongo que muchos de vosotros la habréis levantado...vamos a complicarlo...

 

Que la siga manteniendo levantada quien ADEMAS haya tenido un leve, moderado o severo caso de alergia.

Ya veo menos manos,...

 

Que la siga manteniendo levantada quien ADEMAS haya sufrido una protusión discal, hernia, un dolor de espalda o cualquier problema muscular...

Veo qué vais quedando menos....

 

Que la siga manteniendo levantada quien ADEMAS tenga el cardias incompetente en la boca del estómago que le impide cenar mucho, produciéndole acidez de estómago y por el cual le han tenido que introducir un precioso tubo por la boca....

Uy, uy, creo me he quedado solo y es ahora cuando empieza lo “raro”...

 

Que la siga manteniendo levantada quien ADEMAS haya tenido un “ojopollo”, heloma o dureza cálcica en la yema del dedo gordo del pie que le producía pinchazos al apoyarlo...

No me jodáis con las risas que eso existe y lo tuve yo!!...Por cierto, Ya sé que hace rato que nadie tiene la mano levantada...

 

Que la siga manteniendo levantada quien ADEMAS haya tenido una piedrecita en la glándula salival, sialolitiasis, por la cual se le inflamaba la cara al salivar antes y después de las comidas...

¡¡¡SI, eso también existe!!!. Absténgase de comentarios que puedan ofender mi sensibilidad, por favor....

 

Que la siga manteniendo levantada quien ADEMAS haya sufrido una colonoscopia....

No sigas Carlos, que es muy triste...has ganado...

 

He tenido más cosas, pero prefiero compartirlas en la intimidad de mi casa.

Algunas de ellas me pasaron en un corto periodo de tiempo. No sabéis que caras ponía mi jefe cada vez que entraba a su despacho y le decía: “Mañana tengo que ir al médico....”

 

   

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: